TÚ puedes ayudar a que Europa cambie.

Aquí o allí hay tantas maneras de hacer una verdadera diferencia.

Orar

La MCE se fundó en la oración.  En 1904, en una noche o vigilia de oración, un joven estonio Ganz Raud fue llamado por Dios para alcanzar Europa con el Evangelio.

Y aún hoy, la oración es vital y esencial para nuestro trabajo.  La oración e intercesión por los europeos, nuestros misioneros y obreros, por los diferentes proyectos y para buscar la dirección de Dios acerca de los nuevos caminos y oportunidades a seguir.

Una misionera de la MCE en Francia nos dijo que ella siempre notaba cuando era su turno en el “Calendario de Oración”  de la MCE.  Así, ella experimenta el poder que tiene la oración.

¿Te gustaría orar por y con nosotros? Suscríbete para recibir en tu correo electrónico el “Calendario de Oración” en inglés. ¡Gracias por tu contribución y apoyo... Dios escucha nuestras oraciones!