!En Europa hay un lugar para ti¡

Si amas a Jesús y tienes un corazón por Europa, entonces nosotros tenemos una oportunidad perfecta par ti.

El proceso: Si te interesa... ¿qué pasos debes dar?

Los primeros pasos: 
En primer lugar es importante que hagas tu decisión y orientación junto con Dios.  Nuestra experiencia es que de una forma u otra, Él te aclarará y guiará en lo que es una buena y correcta dirección a seguir.  Habla sobre ello con algunas personas de tu confianza y quienes puedan reflejar y complementar tus ideas muy bien.  Sólo da los primeros pasos para ver si Dios los confirma.  Intenta por lo menos, cada año asistir a conferencias misioneras donde puedas descubrir mucho acerca de la obra misionera.  De ser posible, visita el país que Dios te ha puesto en tu corazón –al que Dios te ha llamado-.  También, involúcrate en el trabajo misionero en tu país de origen y descubre/desarrolla los talentos que Dios te ha dado.

El procedimiento: 

Cuando estés considerando seriamente la obra misionera en alguna parte de Europa, puedes comunicarte con nosotros y visitarnos para una charla de información y orientación.  Si lo haces, te pediremos que nos escribas algo sobre tu motivación, tu llamado, etc.  y que también nos envíes tu CV.  En caso que veamos mutuamente oportunidades dentro de la MCE, daremos los diferentes pasos para que seas un candidato y finalmente un obrero misionero en el campo.

Necesitarás rellenar cuestionarios y que otros nos den referencias tuyas.  Tendrás diferentes conversaciones con el personal de la MCE, con la junta directiva de la MCE, con tus líderes  de la iglesia a la cual asistes, con un psicólogo, un médico y con el director de tu posible equipo de la MCE en el campo. 

También se te pueden pedir que tengas educación teológica (adicional) o que tengas más experiencia en el ministerio en tu iglesia local.  Dependiendo de tu educación y experiencia de ministerio,  puede que pase un tiempo antes de que en realidad empieces tu trabajo misionero en el campo.  Para nosotros una buena preparación es de vital importancia.

Mientras tanto,  te animaremos a edificar y consolidar tu grupo de apoyo.  Tu iglesia juega una parte muy importante en esto.  La MCE te ayudará y te aconsejará a edificar tu apoyo.  No es siempre fácil, sin embargo, hemos visto que Dios siempre provee lo necesario cuando Él te llama a servir.

Y finalmente...

Esperamos que tu consideres seriamente y ores para que el Señor te envíe como misionero(a)... a servirle en alguna parte de Europa.... ¡con nosotros! 
¡Europa necesita que más gente viva y comparta el amor de Jesús al plantar y desarrollar Su iglesia para alcanzar a los no alcanzados, a los que añoran y necesitan un verdadero significado!